Noelia Cacheiro: La leyenda viva del Baloncesto gallego

En Noviembre de 1987 nace en Ourense Noelia Cacheiro Quintas. No sólo la capital gallega ocupó su infancia: Xunqueira de Ambía y Gueral, los pueblos de sus padres, siempre fueron su hogar.

La supervivencia en un campo de fútbol, el deporte que comenzó a practicar, hasta que años después se iniciara en el baloncesto.

Aunque parezca increíble sus inicios en el deporte de la canasta no fueron directos y sí a través de su hermana Laura (inicialmente Noelia iba a verla entrenar, pero ella prefería jugar al fútbol con sus amigos, sin equipos intermediando).

Pasaron los años y Noelia, cansada de tanto ver a su hermana entrenar decidió pasar a la acción. Tenía, en aquel momento, 12 años cuando comenzó a participar en el equipo de su hermana. De allí, confiesa que todo fue muy rápido. Pasó de entrenar por no aburrirse, a poder jugar los partidos del fin de semana. De ahí, a la selección ourensana. Y tan pronto pisó una selección, la gallega llamaba a su puerta.

 

faro_de_vigo

Foto: Faro de Vigo doxycycline buy buy doxycycline online

La evolución de Noelia Cacheiro era de mérito: clase, comer, escuela de idiomas, entrenar y estudiar. Ese era su día a día. Y le encantaba.
Para ella, como bien describiría después, no le eran válidas las excusas. Trabajo y constancia, que la llevaron a crecer como jugadora. Pasó por Vigo en categoría junior. Y también creció en sus estudios, donde su interés por los idiomas la llevó a estudiar la carrera de Traducción e Interpretación en la Universidad de Vigo.
En ese punto llegó a Durham, de Erasmus, para luego regresar, e ir a a Northumbria University para jugar. Allí coincidió con Dominique Allen, a la que fueron a visitar de Oral Roberts, una universidad americana.

 

carlos_besada_rico

Foto: Carlos Besada Rico

Fue entonces cuando cambió su vida. No sólo pusieron sus ojos en Dominique Allen. Noelia llamó la atención de los ojeadores de Oral Roberts, siendo MVP de aquel año en la Universidad de Durham, y le propusieron cruzar el charco para jugar en su universidad.

Allí, Noelia no cambió su forma de ser. Estudios y baloncesto. Aprovechó su estancia para estudiar la carrera de Lenguas Modernas, y además vivió de primera mano el baloncesto norteamericano. “En USA lo que intentan las jugadoras es ganar mucha exposición a los medios para así poder conseguir un contrato a posteriori”.

En Oral Roberts pasó de ser Cacheiro a ser “Cuintas” (ante la imposibilidad del speaker del equipo en pronunciar su otro apellido), volvió a casa otra Noelia. Se ganó el respeto, el que pedía Aretha Franklin en su gran éxito. Pero, sobre todo, vivió la auténtica profesionalización del baloncesto femenino, y pudo comparar con la situación que se vive en Europa.

Aquellos dos años de baloncesto y estudios, fueron otra historia. Noelia contó con minutos y pudo disfrutar del ambiente del baloncesto universitario.

Con su título de Lenguas Modernas y con cientos de historias bajo el brazo, Noelia volvió de Estados Unidos con ganas de comerse el mundo, y se propuso practicar todos los deportes posibles y de vivir distintas aventuras. Y, de ahí, salieron sus otras dos pasiones: el surf y la guitarra. Ambas la mantienen viva física y mentalmente durante el parón veraniego.

Tras EEUU, Inglaterra, donde tocaba retomar el mundo académico para lograr un Máster en Estudios de Traducción en Durham, donde comenzó todo. Pero habría más aventuras. Noelia tuvo dos opciones: Conquero quería contar con ella, pero optó por no tomar ese camino. ¿La otra vía? ¡Australia! A Noelia le salió un contrato en la isla, pero tuvo la mala suerte de romperse un pie y no poder acudir.

Una vez recuperada de la lesión, vuelta a casa. Ourense la esperaba, donde jugaría en Liga Femenina 2.  Sólo jugaría una temporada. Noelia quería más experiencias. Un año sin jugar, donde el baloncesto pasaba a un segundo plano, hasta que llegó una nueva oportunidad.

Fue entonces cuando se puso en su camino Holanda. Un proyecto baloncestístico interesante, donde se buscaba ganar liga y copa.

Noelia vivió esa etapa rodeada de excusas. El proyecto no cumplió las expectativas, y nadie afrontaba los errores. Todos miraban hacia otro lado, y la frustración era evidente. Noelia, a la que acompañaba su diario desde pequeñita, pudo cumplir uno de sus sueños: escribir un libro.
Noelia_libro

 

De esta aciaga etapa en Holanda nacía “Excusas”, donde aúna experiencia personal y reflexión, y donde cuenta la triste situación del baloncesto femenino por dentro. Compara también con sus vivencias americanas, y las diferencias son enormes: en EEUU, la jugadora es el centro de atención. El baloncesto femenino se ha desprofesionalizado en Europa.

«Es un libro que, a través de mi experiencia personal durante una temporada en el baloncesto holandés, relata las posibilidades con las que contamos para practicar deporte femenino profesional, compaginándolo con los estudios o con el trabajo», declaró la autora.

Autora de un libro, estudios en EEUU e Inglaterra, la opción de la traducción abierta… Noelia pensó que era hora de colgar las botas. No obstante el mal sabor de su experiencia en Holanda, le pidió algo más. No podía terminar así. El hijo de un antiguo entrenador se puso en contacto con ella. Le ofrecían la posibilidad de volver a Inglaterra, a Newcastle. Llamadas, consultas de vuelos, y disponibilidad. Todo encajaba. Volvía a Inglaterra.

Sin abandonar los estudios, pendiente de realizar el doctorado, Noelia se presentó en Newcastle con ganas de jugar, de sentirse cómoda en una pista. Y despedirse a lo grande del mundo de la canasta.

MVP de las tres primeras jornadas, ejerciendo labores técnicas como segunda entrenadora, una temporada regular intachable… y títulos. Con ella como líder indiscutible, como en la final de Copa en la que logró ¡27 puntos, 18 rebotes y 34 de valoración!

El ambiente con las compañeras y el cuerpo técnico, inmejorables. Los resultados, lo mismo. Lo que se pedía en la pista, era porque se entrenaba. Lo que se prometía, se cumplía.

Pero no fueron sólo grandes sensaciones a nivel deportivo. También ha sido un gran año a nivel académico y laboral. A mitad de temporada, publicaba su libro, “Excusas”, compaginaba estudios y baloncesto con trabajo a jornada completa y, por si fuera poco, acaba la temporada de forma perfecta.

MVP del PlayOff de ascenso, logra subir de categoría con el Newcastle y contrato de tres años para, además, poder realizar allí el doctorado.

Se graduará con honores por tercera vez, tras Durham y Oral Roberts, para completar un año de ensueño.

Tres idiomas (español, inglés, gallego) fluidos, cuatro (italiano, francés, portugués y catalán) “chapurreados”, dos carreras, dos másters, y el doctorado, en camino. Noelia Cacheiro Quintas se ha ganado todo el respeto, absolutamente todo, de las personas que se han cruzado en su camino. Y ahora que siente que Newcastle es su segunda casa, abre las puertas para que otras jóvenes puedan seguir sus pasos.

¿Ahora os preguntáis por qué hablamos de una leyenda con tan poca edad? Desconozco si existe alguien en el deporte con este historial, estas ganas de avanzar, de capacidad de superación, y sobre todo, de trabajo duro diario….

Noelia, ya sólo te queda agrandar esta leyenda, que estamos seguros de que lo lograrás…

Aquí podéis disfrutar del video promocional de su libro:

FUENTES:

 

Si continúas navegando estás aceptando nuestra política de cookies. Más Información

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.

Cerrar